El Costurero, By Fundación Rosa Oriol

“EMAA YE BE TUM” este es el lema de esta maravillosa iniciativa que nació de Rosa Oriol Fundación, cuyo significado es “Las Mujeres que Pueden!” en el idioma autóctono de Ghana. El costurero viene a restablecer la vida de muchas mujeres que han sufrido de maltrato y discriminación.

El primer taller de “El costurero”, fue creado en la calle Guimera nº 13, 2º piso de Manresa, luego para el año 2014, fue trasladado a un nuevo departamento que se encuentra en la calle Alcalde Armengou nº 18, bajos de Manresa.

Los integrantes del Costurero, se orientan en un sistema de aprendizaje especializado para mujeres, aqui podrán entenderse todas sin importar la cultura donde crecieron. Durante las clases de costura las mujeres van conociéndose, así hacen amigos y se integran a la sociedad. El respeto, el amor propio, el apoyo mutuo son cultivados durante cada clase.

Estamos hablando de clases de costura, donde las mujeres aprenden a coser, a diseñar vestuarios, tomar puntos, arreglar y crear hermosas prendas de vestir. Lo importante es que las mujeres tengan los recursos necesarios para aprender y luego emprender ellas mismas un vuelo hacia la independencia económica.

Este proyecto comenzó con solo seis voluntarias que estaban dispuesta a enseñarle a estas mujeres sobre costura, pero también a darle un plus con lecciones para reforzar la autoestima, los pensamientos sinceros y positivos y brindar herramientas para solventar y soportar cualquier situación personal y familiar desfavorable. La idea era y sigue siendo que las mujeres se sientan únicas, queridas, felices y ayudadas; no vulnerables, que se sientan realmente lo que son: Fuertes, Guerreras y poderosas.

Las mujeres que reciben este tipo de clases son de una posición social económica baja, pero que tienen ganas de crear y crecer, amantes de la moda, que además de crecer con un oficio quieren mejorar su autoestima. La edad comprendida de estas damas oscila entre 28 o 55 años.

Durante todo este tiempo ellas aprenden que son capaces de lograr cualquier cosa, desde hermosas prendas de ropa hasta resolver sus problemas sanamente. En las clases aprenden, entre otras cosas, a realizar ropa simple para el dia a dia, lo que las lleva a reencontrarse con la ilusión de vivir y la responsabilidad que tienen sobre sus hombros.

Las chicas cosen tanto para ellas como para otras personas y venderlas, de esta forma recogen fondos para que la filial siga funcionando sin problemas. Un proyecto que arrancó sólo con cinco mujeres y con el pasar del tiempo se fue fortaleciendo cada vez más.

La empresa fue constituida profesionalmente para que las mujeres pudiesen vender facilmente sus productos y servicios. Manresa, crece y seguirá creciendo cada vez más. Estas fueron las palabras de uno de sus fundadoras: Dora, quien proviene de Ghana y se encuentra dando lo mejor de sí para que el proyecto prosiga.  

Un espacio de aprendizaje y convivencia hecho de mujeres para mujeres, el cual va dirigido a las mujeres inmigrantes extranjeras que no tienen apoyo de nadie, necesitan sustento para vivir y requieren ser incluidas y respetadas en la sociedad. La Fundación rosa Oriol tienen un poderoso compromiso con España y con el mundo, aplaudimos de pie todas sus acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *