Fibromialgia: Cómo vestir

Cuando un paciente padece de fibromialgia, suele sufrir de dolores muy frecuentes y cualquier tipo de movimiento puede ser toda una tortura, incluso vestirse puede ser una tarea un tanto  complicada, por lo que es importante tener claro cómo vestir para que esto no llegue a ser tan traumático. Ciertas telas pueden ser irritantes y hasta hacen sentir muchísimo calor, sumándose como un problema adicional. La fibromialgia no suele ser una enfermedad muy llevadera, sin embargo, visitando regularmente la clínica de fibromialgia y llevando un mejor estilo de vida las cosas se pueden ir sobrellevando.

En las siguientes brindaremos algunos consejos prácticos para alcanzar un mejor estilo de vida, con la que se pueda usar las prendas del guardarropa sin ningún tipo de problema.

Cabello

Peinarse puede ser una tarea un tanto tediosa es por eso que resulta mejor simplificar el proceso y para esto se pueden utilizar diademas o accesorios que recojan el cabello, las coletas pueden servir, pero éstas no deben ser demasiado apretadas, y eso no quitará mucho tiempo. También se puede cortar el cabello de forma que se pueda llevar suelto durante todo el día, lo que hará estar más cómoda y emplear poca energía para peinarte. Siempre trata de que tu cabello se mantenga limpio y sedoso.

Ropa Interior

Las damas que padecen esta enfermedad pueden llegar a sentirse incómodas por el uso del brasier; claro, todo depende de la fisionomía, pero esto suele ocurrir en la mayoría de los casos, algunas finalmente optan por no utilizarlos más, otras no, pero lo que sí es cierto es que se debe usar algo que soporte esta parte de su cuerpo. Por eso se recomienda el uso de sostenes que no tengan varillas o en todo caso tops deportivos. Estos últimos son ideales, ya que no lastiman tu cuerpo y mantienen en su lugar todo. Igual si se decide usar brasier se sugiere que tengan tirantes gruesos ya que cuando son delgados suelen lastimar los hombros del paciente.

Por su parte los calzoncillos deben ser de alguna tela suave como el algodón, cómodos y que lleguen a la cadera para evitar que lastimen a nivel de los intestinos. Se debe procurar eludir a toda costa esos que tienen elásticos muy gruesos que marquen tu piel.

Pantalones y Faldas

Al igual que en los casos anteriores se debe evitar tanto que las faldas, como los pantalones sean ceñidos, esto no significa que tengan que ser necesariamente holgados, sino que por el contrario se pueden utilizar leggins, pants o mallas que no aprieten. Este tipo de pantalones son recomendables para estos  pacientes y combinándolos con una buena camisa tienen un look ideal. Las faldas son una buena opción para el dia a dia, existe una gran cantidad de estilos que se adaptan a las diversas situaciones y al paciente.

Vestidos

Los vestidos suelen ser una de las prendas con las que más cómodas se podrían sentir, lo bueno de estas prendas es que existe un sin fin de modelos y colores, algunos son largos, otros cortos, ligeros, de diferentes colores, no aprietan ni limitan la comodidad sin contar que son súper coquetos y femeninos.