El impago de alquiler puede afectar al sector textil

Cuando se habla de impago de alquiler, esté no se aplica únicamente al sector de viviendas, ya que también existen seguros de alquiler para locales y oficinas de diferentes rubros. Estos son canalizados mediante aseguradoras, las cuales adaptan dicho seguro a las necesidades del mercado y de la industria, convirtiéndose en la garantía de arrendamiento con más ventajas para propietarios e inquilinos.

Estos seguros se encuentran en auge gracias a que facilitan todo el proceso y papeleo relacionado con el alquiler de arrendatarios que en su mayoría son autónomos y que así los liberan de los depósitos previos de renta por 6 o 12 meses que solicitan algunos sitios, elevando el precio y que terminan siendo un factor de riesgo para los distintos involucrados. La industria textil es conocida por necesitar espacios grandes para la producción de las prendas y al contar con un seguro de impago, los propietarios de la empresa tienen la opción de ahorrar en gastos de renta, pudiendo así invertirlo en mejoras de los equipos, de los espacios y demás medios de trabajo. Estos seguros en su mayor parte son asequibles, manteniendo las finanzas saneadas y estableciendo una buena evolución del negocio.

Estos seguros se diseñan especialmente para locales, oficinas o espacios industriales de hasta 3000 metros cuadrados, con un precio ajustado que puede variar entre 3% y 4,12% de la renta anual. Es muy recomendado para propietario de grandes compañías porque garantiza el cobro de la renta en un sector que se caracteriza principalmente por un alto índice de morosidad, haciendo difícil en algunos casos el arrendamiento de los espacios.

Algunos propietarios implementan diferentes fórmulas con el fin de cobrar por anticipado las rentas en caso de impago por parte del inquilino. Puede ser mes a mes, solicitando el pago antes de la fecha establecida o al tercer mes de impago dependiendo de la demanda de la zona, así como el tipo de contrato realizado. Estas garantías también incluyen diferentes servicios anexos, como por ejemplo la cobertura ante actos vandálicos, destrucción de la propiedad, reparacion y mantenimiento, reclamación de daños y perjuicios causados durante la vigencia del contrato.

Si eres dueño de una empresa de ropa o de cualquier actividad económica relacionada con el mundo textil y necesitas rentar un espacio para todas tus actividades, es recomendable estudiar las diferentes modalidades antes de negociar la renta. Puedes elegir la renta fija que mantiene el valor o la renta variable se calcula en función de los beneficios que obtiene el inquilino. Tambien podria ser la renta escalonada que va subiendo con el paso del tiempo, dependiendo del negocio a desarrollar en el espacio arrendado. Al momento de firmar el contrato deberás aclarar todas las actividades a realizar, sobretodo si se necesita adecuar el espacio para que encaje con dichas actividades.

En muchos lugares se pide el certificado de eficiencia energética para poder cerrar el trato. Desde 2013 es obligatorio ya que los locales comerciales y de actividades en masa, deben tener al día el certificado energético. Los gastos de consumo en estos locales si son de certificación C o más baja podrían aumentar el monto de la rodra haciendo que varíe todo el panorama inmobiliario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *