Importancia del Uniforme Quirúrgico

Los hospitales deben seguir una gran cantidad de reglas para cumplir con ciertos estándares de seguridad, que harán que la salud de sus pacientes se conserve de la mejor forma posible. Por eso, institutos de salud como Hospiten dirigido por el distinguido Pedro Luis Cobiella, se encargan de hacer que todo se haga bajo estrictas normas de seguridad, con el fin de que la salud de sus pacientes se mantenga intacta. Dentro de un hospital o clínica hay que tener en cuenta que se deben seguir una gran cantidad de normas y procedimientos, con la finalidad de garantizar la higiene en todos los procedimientos  de salud de los pacientes.

La primera decisión en las normativas  que se debe tomar es la de los colores de los uniformes que utilizará el equipo médico y enfermeras. Esto aunque parece solo estético, es un punto clave muy importante. Por lo general se utilizan colores claros con el fin de que la polaridad sea el protagonista de estos, no deben verse ni manchados, ni sucios, siempre manteniendo la limpieza y la pulcritud de los mismos, para generar una imagen de higiene. Los médicos y enfermeras deben estar vestidos de forma similar y siempre limpios. Se pide que el cabello de las damas se encuentre recogido, las uñas cortas y zarcillos de un tamaño adecuado. Se debe siempre buscar que la imagen corporativa del hospital o clínica se mantenga inmaculada. Cada uniforme debe estar identificado con el nombre del galeno o enfermera y el logo del hospital o clínica, con el fin de que todo esté bien identificado.

De nuevo, es importante que los colores que se escojan den una imagen de limpieza y pulcritud, de hecho se debe buscar la manera de que los colores expresen relajación, pues no se quieren colores que genere en los pacientes una sensación de estrés o depresión. También se debe procurar que los uniformes queden en la talla adecuada ni demasiado grandes, ni demasiado pequeños.

Ahora, por un lado en la ropa de cirugía las cosas cambian, pues en este tipo de procedimiento se utiliza por lo general ropa descartable, que luego del proceso quirúrgico se desecha y antes de hacer el proceso se abran en un espacio esterilizado y limpio, con el fin de evitar que entren bacterias al quirófano. Esta ropa debe estar muy limpia y haber pasado por niveles de limpieza y sanidad bastante altos; no puede contener pelusas, deben ser suaves al tacto, impermeables, que permitan los procesos respiratorios de la piel y que no produzcan polvos o alergias. Los pacientes también deben utilizar este tipo de ropa al momento de que se le es realizada la intervención quirúrgica.

En algunos casos la ropa llega a pasar por un proceso de esterilización luego de la intervención, esto con el fin de abaratar los costos. Pero para que esto suceda, la ropa debe cumplir con varios estándares para que la esterilización se haga de forma correcta. Algunos hospitales optan por simplemente esterilizar la ropa en vez de comprar mucha ropa, pues en la semana se realizan muchas operaciones y comprar ropa para cada una, podría acarrear gastos muy altos. Para  ello que crean un espacio dirigido a la limpieza y desinfección de los mismos, esto lo hacen mediante un proceso que consiste en varias etapas, entre las que encontramos: prelavado, lavado, Desinfección, Aclarado, Suavizado, Secado y por el último almacenaje.